Páginas

domingo, 10 de febrero de 2013

Ruby Sparks

- Agh, este chisme gotea por todos lados.- se queja Calvin mientras intenta darle un bocado a su maxi-hamburguesa.- ¿Cómo se supone que debo comerlo?

Ruby se queda mirándole mientras bebe de su coca cola y un rastro de sonrisa se dibuja en su boca y en sus ojos cuando Calvin deja de mirar la hamburguesa y decide darle un bocado cuando decide que, muerda donde muerda, la salsa chorreará entre sus manos.

- ¿Qué?- pregunta Calvin a la chica.

- No eres para nada mi tipo- responde Ruby.
- ¿Cómo que no soy tu tipo?.

- Suelen gustarme los tíos un poco más... decididos- Ruby deja la coca cola en la mesita que hay entras las dos tumbonas donde Calvin y ella cenan en esa fresca noche de verano.Después coge un patata frita de su menú de comida rápida, se la mete en la boca y le mira.

- Yo soy decidido- replica Calvin sin dejar de observarla y ella se ríe dulcemente.

- No, eres tozudo, es diferente.

Calvin sonríe mientras piensa lo mucho que le gusta esa pequeña pelirroja de ojos claros. La piscina del  jardín de Calvin le lanza algúnos reflejos sobre su pelo.


-Una vez tuve un novio que me decía que no era graciosa, pero que tenía un buen sentido del humor porque me reía de sus chistes.- cuenta de pronto Ruby mientras coge otra patata y se la lleva a la boca.

- ¿Por qué salías con un tipo así?- le pregunta Calvin después de masticar otro bocado de hamburguesa.

- Era joven- dice ella como si tuviera ochenta años y le estuviera contando la historia a su joven nieto.- Tú también lamentarás cosas.

- No muchas, todo me ha ido perfecto hasta ahora.

Calvin vuelve a prestarle atención a su comida mientras Ruby da otro sorbo a su coca-cola sin dejar de mirar al chico, pensando en que cada vez le gusta más y más.

- Dime- Calvin interrumpe sus pensamientos- ¿Es eso lo que buscas en un tío? ¿Que sea un capullo?

- No lo sé- Ruby le mira fijamente a los ojos y se muerde levemente el labio inferior.- Supongo que te buscaba a ti.- los ojos de Calvin reflejan toda la emoción que le preoduce las palabras de la chica.- Solo que tarde un poco en encontrarte.

En ese momento, el tiempo se detiene, Calvin cree que es el mejor momento para besarla y Ruby piensa que quiere que lo haga, pero cuando Calvin comienza a acortar la distancia que los separa, ella se levanta y avanza corriendo por el borde de la piscina mientras oye como Calvin la llama, algo decepcionado por ese beso que él creía perfecto.
Ruby grita un <<¡Salta!>> y se lanza a la piscina. Calvin sonríe y no se piensa ni dos segundos el seguir sus pasos, y sin quitarse las gafas se sumerge también en el agua de un salto.



[...]

-¿Qué pensaste la primera vez que me viste? 
- Pensé que eras la chica más guapa que había visto jamás. 
- ¿Te decepcioné cuando me conociste mejor? 
- ¿Cómo puedes preguntarme eso? 
- Soy tan complicada... 
- Me encanta tu complejidad. 
- La primera vez que yo te vi pensé "Fíjate en ese chico, voy a quererle para siempre y por siempre jamás". 
- ¿Y... si te cansas de mi? 
- No lo haré. Lo prometo.



Me he tomado la libertad de transcribir esta preciosa escena
de la película  que lleva esta entrada por título:
Ruby Sparks.
Es preciosa, os la recomiendo encarecidamente.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Yo también hice el examen de Ciencias Celestes

¡Muy buenas tardes a todos!

Me dejo caer por el blog para dejaros una pequeña crónica del concierto del que disfrutamos Laura y yo el pasado 31 de Enero.

A principios de año, Laura me sorprendió enviandome una foto de la web de Carlos Sadness en la que anunciaba que el jueves 31 de Enero venía a Madrid a presentar sus Ciencias Celestes y un mensaje que decía "Vamos ¿no?"
Mi respuesta fue clara: "¡Vamos!"

Ya os he hablado (y si no lo hago ahora) sobre este compositor y cantante de Barcelona y sobre las preciosas letras de todas y cada una de sus canciones. Ya me encantaba cuando se hacía llamar Shinoflow y hacía un rap melódico diferente al de los demás, pero su nuevo estilo es algo que conquista y enamora al cien por cien. Esto, sumado a su simpatía y timidez , hicieron del concierto algo inolvidable.

La noche comenzó con el debut de Colorado, un par de amigos que actuaron de teloneros y nos amenizaron la espera (o la hicieron más eterna, aún estoy por determinarlo). Cuando por fin dieron paso a Carlos Sadness y su banda, la ilusión asomó en las caras de todos. El barcelonés dio un repaso por todas sus Ciencias Celestes, haciéndonos levantar a todos de las sillas, disfrutando de cada una de las canciones, haciéndole los coros e interpretando a los artistas que colaboraron en el álbum y no pudieron asistir como Zahara, Iván Ferreriro o Bebe.
Y no solo nos hizo disfrutar de su música, si no de sus ingeniosos comentarios entre canción y canción, de pequeñas historias sobre las canciones y de bromas varias que nos amenizaron los momentos en que los componentes del grupo afinaban sus instrumentos. Destacar que supo conquistarnos a todos con su timidez del principio y viendo su progresión bañándose de confianza a medida que iba encontrándose más y más cómodo sobre el escenario.

Para finalizar esta mini-crónica, destacar la cercanía con la que nos trató, lo bien que se le oye en directo y... ¡lo majo que es en persona! Perdimos el último autobús que nos llevaba a casa y, de perdidos al río, nos quedamos un rato más después del fin del concierto y nos firmó el disco, aparte de hacerse una foto con nosotras (especial agradecimiento a Marta Trillo, que nos ofreció su réflex para la foto y evitó que ese maravillo retrato saliera en calidad caca-móvil)


Y ya como fin, fin, fin, de la entrada os dejo con una de mis canciones favoritas del disco, llamada Celeste, que cuenta la historia contada desde el punto de vista de un zorro que ve por primera vez a un humano. Y ya que estamos, como es miércoles, aprovecho para dejarlo como video de la semana :)
¡Espero que os guste y nos leemos!



Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese